Las cabañas rurales han sido desde siempre unas infraestructuras de lo más peculiares, anheladas por niños y no tan niños. Hoy en día existen infinitos tipos de cabaña. Para saber cómo disfrutarlas, sigue leyendo. Solo dependerá de la experiencia que quieras conseguir.

Las cabañas rurales son esas construcciones que históricamente siempre han sido dedicadas al ocio de los más pequeños. Ahora cambian su percepción. Conforme pasan los años, gente de todo tipo las busca. La tecnología, la evolución y el uso de la distribución y materiales hacen que estas construcciones pasen también a ser disfrutadas por los más grandes. Desde Marisol Ceballos te traemos los mejores tipos de cabañas rurales y cómo disfrutarlas. Atención.

Cabañas rurales y cómo disfrutarlas

Para disfrutar de una buena cabaña rural tendrás que escoger la que mejor se adapte a lo que estás buscando. Hay gente a la que le gusta más el mar y a otra la montaña (y sí, existen cabañas rurales cerca del mar).

Cabañas rurales cerca de un lago

Si lo que realmente te gusta es la foto de postal, estas son tus cabañas. Una postal donde salga la cabaña y al fondo un lago que refleje la puesta de Sol… Estas cabañas te permiten tener esa visión desde tu propia cama. Como lo oyes. Actualmente se construyen cabañas con materiales transparentes que te permiten disfrutar de las vistas desde tu propia cama. Si eres más asustadizo, o de los que quieren más intimidad, opta por otra cosa. Mejor que optes por la clásica construcción de madera con alguna ventana.

Al estar cerca de un lago, este tipo de cabañas están completamente aisladas. Tanto de las temperaturas externas como de los insectos que pueda haber. Tendrás que fijarte también en la orientación que presente la casa. Esto dependerá mayoritariamente del terreno (ya que el suelo muy cerca de los lagos puede no ser apto debido a su poca consistencia).

cabañas rurales-precio

Cabañas rurales en plena montaña

Si eres de los que ama el silencio, la naturaleza y lo rural estas cabañas son las tuyas. De construcciones hechas con madera hasta construcciones de cemento. Estas cabañas suelen presentar tamaños muy variados y un aislamiento ejemplar. Puede ser que estén suspendidas sobre mástiles para evitar que traspase la humedad del suelo o sobre un lecho de cemento.

Los materiales son opacos, aunque lo que te haría disfrutar completamente es que dispusiera de una terraza. Al tener más espacio de construcción (el suelo suele ser estable) suelen incorporar terrazas. Aquí puedes disfrutar de una conversación, comida o puesta de Sol. La mayoría están posicionadas alrededor de rutas y paisajes preciosos.

cabañas rurales

Cabañas rurales… ¡en la playa!

La última moda es incorporar cabañas rurales en la costa. Obviamente esto tiene dos caras: las vistas son espectaculares pero no se pueden construir en todos los sitios. El suelo de la costa debe de ser lo suficientemente estable para evitar cualquier inconveniente. Por otro lado, se suelen usar materiales transparentes para poder disfrutar del cielo estrellado desde tu cama y no hay nada mejor que la brisa marina cuando te despiertas.

Estar en estas cabañas es como vivir en un verano permanente. Si quieres sorprender a tu pareja esta es una opción única y diferente. Disfruta de una comida en la arena o date un baño cuando quieras, y dentro estarás completamente aislado de temperaturas frías de noche y de calor por la mañana.

cabañas rurales

Con estas cabañas rurales tienes donde elegir dependiendo de tus preferencias y de la experiencia que busques. Desde Marisol Ceballos esperamos haberte ayudado a ver las diferentes opciones que te ofrecen estas construcciones que han dejado de ser únicamente para niños.

Y ya sabes, si te ha gustado el artículo, ¡compártelo y escoge el destino de tu próxima escapada!


2 comentarios

Begoña Ballesteros · marzo 1, 2019 a las 7:10 am

¡¡Que interesante!! Mi hijo estuvo de vacaciones en una cabaña en Costa Rica rodeado de bosque y nos lo cuenta como una gran aventura.
Gracias por enseñarnos.

    Marisol Ceballos · marzo 1, 2019 a las 7:32 am

    ¡Hola Begoña! ¡Seguro que tu hijo lo recuerda toda la vida!
    Estar en una cabaña es sin duda una experiencia única, ¡y hay entornos increíbles!
    ¡Muchas gracias a ti por el comentario y por compartir con nosotros esa historia!

    Un abrazo grande!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.